12 palabras para bibliófilos


¡Holitas, lectores! Hoy vengo con un post especial para bibliófilos. ¿Qué tanto conoces de palabras relacionadas con los libros y la literatura? Mientras navegaba por Pinterest me topé con un término de lo más curioso y de allí ha surgido este post. Por lo que, tras acabar de redactarlo, puedo decir que he aprendido 12 palabras para bibliófilos que no sabía que existían. Te invito a continuar leyendo para ampliar (¿o tal vez constatar?) tu vocabulario libresco.

Librocubicularista

Así es como se le llama a una persona que lee en la cama. Por lo que si acostumbras a leer mientras estás en tu cama, como es en mi caso, este término nos super define. 

Bibliópola

El sueño de muchos bibliófilos, o por lo menos uno de mis sueños como aficionada a la literatura. Con este termino se le puede llamar a un vendedor de libros o un librero. Aunque bueno, que te puedes encontrar un vendedor de libros fuera de la librería (recuerdo haber comprado un par de libros en ferias). 

Tsundoku

Esta palabra viene del japonés, combina los caracteres japoneses "apilar" y "leer". Se traduciría como "el acto de dejar un libro sin leer después de comprarlo, típicamente apilándolo junto con otros libros no leídos". Vamos, que sería un acumulador de libros o, incluso, esos coleccionistas de libros que jamás leen pero que los compran para decorar un cuarto o decir que los tienen. 

Bibliobibuli

Término que, si no me equivoco, tiene como equivalente en español la palabra "bibliobulímico". Así es como se le dice a las personas que leen demasiado. ¿Cuánto sueles leer al mes? ¿Te considerarías bibliobibuli?

Scriptorium

Este término se traduce de forma literal como "un lugar para escribir". Según googleé al respecto, se le llamaban scriptorium a las habitaciones donde los escribas se dedicaban a la copia de manuscritos. También, se lo relaciona con las bibliotecas, siendo un lugar para escribir cerca o junto a una de estas. Lo cual me lleva a pensar en la actualidad, en el lugar donde un escritor plasma sus historias y si tiene una estantería con libros cerca... ¿Considerarías ese lugar un scriptorium?

Bibliocleptómano

Si ya conocías los cleptómanos normales que tienen la manía de robar todo lo que puedan, es hora de conocer a uno especializado. Así tal cual como estas pensando, el bibliocleptómano es aquella persona que no puede evitar robar libros. No importará si es un libro caro o barato, este individuo se dejará controlar por el fuerte deseo de tenerlo, ya sea robándolo en una tienda o pidiéndotelo prestado (para jamás regresártelo). 

palabras librescas significado definicion bookish bibliofilos

Logofilia

La definición más bonita que he encontrado para este término es la de "amante de las letras". Sin embargo, si se profundiza más en la logofilia desde el punto de vista general de las parafilias, nos toparemos con que es más que ser un simple "amante de las letras". Lo cual para algunos puede resultar un poco turbio.

Bibliótafo

De esta forma se le determina a una persona que guarda, esconde y atesora de forma exagerada (y hasta avaramente) sus libros. Aunque leí por ahí que le han otorgado el significado de "coleccionista de libros", me parece que lo peculiar del término es el hecho de atesorarlos y esconderlos. ¿Eres de atesorar tus libros al punto de que no salen de tu cuarto? Ni hablar de pedirle prestado un libro a un bibliótafo.

Bibliófago

Definitivamente el término más turbio hasta ahora... Según estuve leyendo sobre esta palabra, así es como se le determina a los devoradores de libros, esos individuos que aman tanto un libro que se lo comen literal (de los ojos al estómago). Aunque no solo puede acompañar el nombre de una persona (al estilo, Fulanito el Bibliófago), sino también hay otras criaturas, organismos, microorganismos, etc, que se consideran bibliófagos. No obstante, otro significado que le encontré a este peculiar término es el de "lector voraz". 

Epeolatría

Así como existen la idolatría (adoración a un ídolo) y la iconodulia (veneración de imágenes), también está la epeolatría. Este término se traduce de forma literal como "la adoración de las palabras" y deriva del griego ἔπος (épos), el cual tiene un significado más específico que λόγος (lógos) para "palabra".

Biblioclasta

Si creías que el bibliocleptómano era peligroso, pues se queda corto a comparación del biblioclasta. Aunque una combinación de ambos sería toda una pesadilla para un bibliótafo. El término "biblioclasta" es utilizado para definir a quien destruye libros, ya sea despedazándolos o quemándolos. 

Omnilegente

Término utilizado para definir a una persona que se ha leído todo o que acostumbra a leer todo. Al omnilegente también se lo relaciona con la "lectura enciclopédica" o a tener una curiosidad enciclopédica. Lo cual bien podríamos ejemplificar como quien se lee hasta la página de créditos (esa donde está la información legal) de un libro o incluso que siempre lea toda la etiqueta informática de cada producto.


¿Conocías alguna de estas palabras? ¿Cuál te gusta más? ¿Qué palabra incluirías?
Espero que te haya gustado este post y te invito a compartir tu opinión.

14 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Menuda pasada de entrada. ¡Es magnífica! Gracias por el curro, mi más sincera admiración.
    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar, Hécate, y me alegra muchísimo saber que te ha gustado tanto el post.

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  2. Guau, qué entrada tan chula y curiosa, había muchas palabras que no había escuchado nunca, es genial ^^
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara y gracias por pasar a comentar, Shiane. ❤

      Eliminar
  3. Me encanta este post. Muy original, Gisela.
    Feliz semana y un abrazote ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola Gisela!!
    Me ha encantado el post!! Conocía dos de las palabras, pero me he quedado alucinada con las demás! Me siento identificada con Tsundoku y con Librocubicularista 🤗🤗
    Muy buen post, gracias por compartir las palabras!!
    Besos 😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holitas, Sandra!

      Gracias por tu comentario y me alegra que hayas disfrutado el post. ❤

      Eliminar
  5. Que gracioso, no conocía esto, yo soy totalmente Librocubicularista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que genial coincidir y que te divirtiera el post.

      Gracias por pasar a comentar.

      Eliminar
  6. Hola Gise me encantó esta entrada, aplaudo tu trabajo investigando todas estas palabras y sus definiciones para compartirlas con nosotros. Yo conocía un par de ellas, pero las que definitivamente me definen son dos que no había escuchado hasta ahora: Bibliótafo y Omnilegente. Soy de las que lee hasta la información legal sí, y la fecha de impresión y de edición todo eso hehe, uno de mis dichos personales de siempre es "todo lo que tiene letras se puede leer", y cuando digo "todo" es todo (incluida la información nutricional de los productos alimenticios XD

    Con respecto a bibliótafo es algo que he cambiado un poco (sólo un poco) con el paso de los años. Tengo una estantería que ocupa una pared de mi habitación y por años no salió de ahí un solo libro excepto los que yo leía y llevaba conmigo, pero con la llegada de los sobrinos los cuentos y libros educativos para el cole fueron emprendiendo vuelo con gusto, sin embargo mis libros personales, sobre todo mis colecciones de sagas no las cedo a nadie jamás. Es algo que dudo que cambie XD

    Muy buena entrada, gracias por darnos a conocer nuevas palabras. Saludos!! ✌

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Kathie~

      Que genial que te haya gustado el post y que te identifiques con un par de palabras. A mi últimamente me pasa lo que un bibliótafo, jaja, que por las colaboraciones no he podido leer bastantes libros que he comprado u obtenido gratis en Amazon. XD

      Gracias por comentar y espero que tengas un estupendo día.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Genial entrada! No conocía mucho de los términos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Qué genial, ahora sé que soy una bibrocubicularista y que me gustaría ser bibliópola. Gracias y saluditos!

    ResponderEliminar